Prólogo de Pilar Narvión para el libro El Presidente, claves históricas de una transición, editado por Editorial Madrid en 1980

José Ramón Saiz, compañero muy querido en las tareas de Pueblo, es uno de los periodistas más eficaces de la nueva generación, y uno de los más tentados por la vocación política. Cuando muchos de sus colegas establecen distancias entre la escena política y su oficio de informadores, José Ramón se tira al ruedo para vivir de cerca, codo a codo con muchos de sus hombres, desde la arena, la corrida y conociendo las bambalinas y los bastidores a los que tiene acceso casi siempre, lo que le ha permitido ser testigo de excepción de muchos acontecimientos, o conocer las claves de otros por informaciones muy de primera mano.

Con esta pasión por su oficio, y esta vocación por la política, no sorprendió nada que hace más de un año cayera en la tentación a la que ya sucumbió Arthur M. Schlesinger en Los 1.000 días de Kennedy, uno de los libros políticas más apasionantes de la década de los sesenta. A su anterior libro Los mil días del Presidente, sigue ahora su nueva obra titulada El Presidente.

Presentación del libro "El Presidente" en Palma de Mallorca. El autor - entonces periodista del diario "Pueblo" - acompañado por la brillante periodista Pilar Narvión y el entonces director de "Pueblo", Manuel Cruz.

José Ramón Saiz, ha visto vivir a Adolfo Suarez, y a sus hombres ante lo que él llama la encrucijada histórica, le ha visto dirigir el país, encauzarlo en la gran aventura política de os años setenta, y nos reconstruye en este libro la apasionante historia de la “etapa Suárez” que llevará de cabeza a los historiadores del futuro: lo que fue Castellana, 3, en el capítulo del binomio imperfecto Arias-Fernández Miranda, la suerte de Osorio y Areilza en el momento apasionante del nombramiento de Suárez, los últimos plenos de las cortes del franquismo, la irresistible ascensión de Suárez, sus primeras semanas bajo el ojo atento de la Corona; la mudanza a La Moncloa que ha dado una fisonomía totalmente distinta al rostro del Ejecutivo; la primera gran crisis de la legalización del P.C.E.; la dimisión de Pita da Veiga y la renuncia de Areilza; el paso de Suárez para convertirse en hombre de partido y la gran batalla de las elecciones; el primer gobierno democrático, los pactos de La Moncloa; la dimisión de Fuentes Quintana; la larga marcha de la Constitución, el drama del terrorismo, la historia apasionante de un nuevo partido de UCD y de su I Congreso, el susto de la “operación Galaxia”, el triunfo de la Constitución del 78, la victoria de Suárez como primer presidente constitucional; los estatutos de autonomía, la moción de censura y el voto de confianza, el quinto Gobierno. Todo esto en casi cinco años.

Minucioso, con una idea muy periodística del valor de los datos, con un excelente archivo, una memoria envidiable, una idea muy clara de lo que ha de ser un libro sobre El Presidente, José Ramón añade a todo lo que llevo dicho un anexo informativo, útil y concebido con particular agudeza sobre los discursos presidenciales, los viajes al exterior, los Jefes de Gobierno españoles en el siglo XX, los resultados electorales, etcétera.

Todo el libro es un formidable ejercicio de síntesis: hay en él la curiosidad del periodista, el rigor del historiador y la pasión del político. Ofrece las claves de una transición histórica y da mucho más que eso; una información excelente, un gran rigor en los datos y una rara capacidad para valorar los hechos y situarlos en un contexto histórico que hacen del libro un documento de biblioteca, no uno de tantos volúmenes apresurados escritos sobre la marcha, muchas veces simples antologías de las propias crónicas profesionales del autor, que son sólo aptos, no creo que se escriban con otra pretensión, para una lectura pasajera a la manera que se lee un periódico.

El libro de José Ramón Saiz es mucho más que eso, es un documento de la apasionante década de los setenta, un juego de espejos –a la manera de Stendhal- en torno a uno de los hombres políticos más fascinantes de la actualidad española, aunque quizás nos quedemos cortos limitando su fascinación al país y debemos reconocer que Suárez y la transición que protagonizó atraen poderosamente a todos los curiosos de la vida política europea, en la que ha irrumpido con una poderosa personalidad de la que dan testimonio apasionantes las páginas de este volúmen.

PILAR NARVIÓN
Directora Adjunta del Diario Pueblo.